Jul 2018

Investigadores de la Universidad de Oporto desarrollan un compuesto con potencial probiótico

Comparte este articul

Investigadores de la Universidad de Oporto han desarrollado a través del proyecto SNACK un producto con potencial probiótico para combatir lasenfermedades bacterianas en peces.

Las enfermedades bacterianas, según informó al respecto Rafaela Santos, del Centro Interdisciplinar de Investigación Marina y Ambiental de la Universidad de Oporto (CIIMAR), “representan pérdidas económicas globales superiores a los 3,5 millones de euros”.
Estas bacterias con potencial probiótico, según informaron, proceden de la colección del CIIMAR y se podrá incorporarse “fácilmente” en el pienso para diferentes especies de acuicultura. El compuesto desarrollado es capaz de “antagonizar los más importantes organismos patógenos causantes de enfermedades en peces”.
Tal y como recuerdan de la FAO, las bacterias probióticas, “son organismos vivos que, cuando se incorporan en la dieta, en cantidades adecuadas, generan beneficios para la salud del hospedador”.
Los investigadores están trabajando para mejorar la salud de los peces frente a dolencias como la vibriosis, furunculosis o la pseudo-tuberculosis.
Además, añaden, originan estructuras de gran resistencia denominadas esporas, capaces de resistir las altas temperaturas y presiones de fabricación del pienso, así como atravesar todo el tracto gastrointestinal hasta el intestino “sin perder sus características”.

Ahora los investigadores deben realizar pruebas en vivo en tres especies diferentes y en condiciones de cultivo diferentes, con distinta salinidad y temperatura. “Sólo entonces será posible elaborar una dosis que se someterá a la aprobación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), permitiendo su incorporación en dietas comerciales”, señaló Santos.
Cabe recordar que SNACK es un proyecto del grupo NUTRIMU del CIIMAR, liderado por el profesor Aires Oliva-Teles.

Fuente: Mis peces

Agregue un comentario